EFRÉN VÁZQUEZ DEJA EN VILO SU PARTICIPACIÓN EN ITALIA

El piloto vizcaíno del equipo indio Mahindra Racing aguadará a mañana para ver su estado y considerar si tomar la salida, aunque las probabilidades de no estar son elevadas

image

El piloto vizcaíno Efrén Vázquez, al igual que hiciera el viernes, salió ayer a pista en la segunda sesión de la jornada, en la tanda de calificación para la formación de la parrilla de salida del Gran Premio de Italia, quinta prueba del calendario del Campeonato del Mundo. Acusando su reciente operación de la clavícula derecha, el bilbaíno terminó en la 31ª posición y con malas sensaciones por su situación física. Es por ambas cosas que Efrentxu dejará su participación en al aire hasta la jornada de mañana, cuando decidirá si tomar la salida. La meteorología, según apuntaba el de Rekalde, también jugará un papel fundamental en su decisión. “El brazo no me soporta el peso de la moto, estoy sufriendo mucho. Mañana, en función del tiempo y de cómo me encuentre, decidiremos si correr o no, pero seguramente sea que no. Es así porque si salimos es para tratar de sumar y desde esta posición, con nuestro estado y sin lluvia es difícil. Nos exponemos a asumir demasiados riesgos y de ritmo estamos demasiado lejos como para entrar en los puntos en una carrera en seco”, valoraba el integrante del equipo indio Mahindra Racing, para quien ya es todo un éxito haber podido rodar los dos días previos a la prueba en el circuito de Mugello.

El impedimento que tengo pilotando es evidente, porque a pesar de la infiltración a la que he sido sometido en el hombro, el brazo no me funciona”, proseguía Efrén, que coincide en criterio con su equipo, desde donde conceden méritos al piloto por su voluntad e implicación. “El equipo me ha comentado que para ellos hoy ya he demostrado las ganas que tengo de estar aquí y de poder correr, pero piensan que, viendo mi estado sobre la moto y atendiendo al resultado de hoy, tomar la salida mañana nos puede dar más a perder que a ganar”, expresaba el vizcaíno, tratando con sensatez las circunstancias, reprimiendo sus sentimientos de querer tomar parte en la cita dominical tras su ausencia en Francia hace dos semanas. Fue en la primera jornada de entrenamientos en el trazado de Le Mans cuando el piloto de Rekalde sufrió la caída en la que se fracturó la clavícula derecha y por la que el siguiente domingo debió pasar por el quirófano para ser intervenido.

A pesar de todo, Efrén no quería poner la última palabra y prefería aguardar a mañana antes de darse de baja, para poder apurar así hasta la última hora. “Tengo mucho dolor, pero mi problema es que el brazo no me soporta el peso en las frenadas y apenas uso el freno delantero. Esto me hace ir tan al límite que estoy en peligro en cada curva”, recalcaba el bilbaíno, que aguardará de todos modos, haciendo gala de una perseverancia envidiable. “En caso de que no podamos tomar la salida, espero que sea para que lleguemos a Barcelona en las mejores condiciones posibles y allí podamos realizar un buen papel. A pesar de todo, en ningún momento me arrepiento de haber llegado a este gran premio. Fue nuestro objetivo tras la operación y aquí estamos gracias a nuestro esfuerzo”, concluía el piloto de la estructura Mahindra, que ha hecho todo lo que estaba en sus manos para poder subirse lo antes posible a su máquina y proseguir así su andanza en su nuevo periplo en el Mundial.

Anuncios