EL MÍTICO CIRCUITO DE LE MANS ESPERA A EFRÉN VÁZQUEZ

El piloto vasco con más podios en la historia del Mundial acude muy motivado a un trazado que es de su agrado

El piloto vizcaíno Efrén Vázquez llega al Gran Premio de Francia con la firme intención de seguir en la buena línea mostrada en este arranque del Mundial de Moto3. El escenario de esta carrera será el mítico circuito de Le Mans donde el de Rekalde ya sabe lo que es subirse al podio, lo hizo en el año 2011 al quedar en tercera posición a los mandos de una Derbi, siendo entonces sólo superado por Maverick Viñales y Nico Terol: “Llegamos a Le Mans con cuatro carreras muy positivas para nosotros. Es una de las citas más importantes del campeonato y donde disfruto bastante al ser un trazado que me gusta mucho. Evidentemente espero que las cosas aquí sigan la línea de lo que estamos viendo durante estas primeras carreras”.

Ser una pista de su agrado le permite afrontar este fin de semana con un puntito más de confianza. El piloto del SaxoPrint-RTG acude a Francia con la satisfacción de haber completado un gran inicio de temporada. ‘Efrentxu’ es actualmente el tercer clasificado del campeonato, por delante están Romano Fenati a 12 puntos y Jack Miller a 17 puntos. El de Rekalde ha finalizado en el podio en tres de las cuatro carreras y viene además de convertirse en Jerez en el piloto vasco con más podios en la historia del mundial.

Las perspectivas son muy buenas, pero ni con el viento a favor se va a relajar lo más mínimo. El circuito de Le Mans es un escenario donde nadie puede bajar la guardia. El tiempo en esta región de Francia tiende a ser muy caprichoso. Las previsiones meteorológicas hablan de sol para los tres días, pero rara vez se ve una estabilidad en este aspecto. “Es una pista donde tenemos que estar con los ojos bien abiertos por el tiempo tan cambiante que suele tener”, explicaba el integrante del SaxoPrint-RTG.

Y es que llueva o no, Le Mans es un trazado donde las caídas y las lesiones están a la orden del día. Efrén Vázquez bien lo sabe con la fractura de la clavícula derecha que sufrió en el FP2 de la pasada temporada. No hay espacio para el más mínimo despiste. Cuando el asfalto está con baja temperatura es uno de los más peligrosos de todo el campeonato. Por eso, el de Rekalde aboga por “tener calma durante los entrenamientos y tratar de buscar el mejor ritmo de cara a la carrera. En cierto modo, es esperar a ver lo que sucede y a partir de ahí seguir empujando con la misma motivación de este arranque de Mundial”.

Todos los equipos se van a ver obligados a trabajar a destajo en Le Mans. Aquí es muy importante tener un setting lo más pulido posible para estar en una buena posición de cara al domingo. Al ser un circuito de ‘stop & go’, van a primar las frenadas y la tracción a la salida de las curvas. A pesar de que el SaxoPrint-RTG no va a disponer de ninguna mejora para sus Honda NSF250RW, ‘Efrentxu’ es optimista porque ve espacio para seguir progresando con la actual máquina: “En principio no creo que contemos con cosas nuevas para nuestra moto, pero pensamos que todavía podemos trabajar un poco más en la puesta a punto para seguir encontrando un mejor feeling”.

Anuncios